/ juliol 14, 2021/ Higiene y desinfección

Hace unas semanas os hablamos de qué es un biofilm para que se entendiera el por qué no es suficiente realizar limpiezas convenciones para la destrucción de éstos.

Los biofilms son agrupaciones de microorganismos adheridos a superficies que producen sustancias poliméricas extracelulares (SPE) que los recubren, protegiéndoles de las condiciones ambientales adversas. Un biofilm maduro constituye una fuente de contaminación crítica, debido a la protección que le confieren las SPE, y es difícil de eliminar ya que presentan una alta resistencia a los procedimientos de limpieza y desinfección convencionales. Por ello debemos desarrollar procedimientos de limpieza enfocados a la prevención de desarrollo de biofilms dentro de nuestro plan de higiene y establecer procedimientos de uso de detergentes enzimáticos para destruir previamente su capa polimérica (los patógenos están en su mayoría ubicados en la zona más inferior por lo que si no se elimina bien la capa exterior con limpieza, el  desinfectante no actúa y el patógeno continua en superficie).

Por este motivo , dentro de nuestro plan de higiene debemos establecer un protocolo de limpieza y desinfección preventiva enzimática con una frecuencia y método muy bien pautado.

El tratamiento enzimático preventivo se basa en la aplicación de un detergente enzimático espumante indicado para la eliminación de todo tipo de suciedad orgánica y actúa como tratamiento preventivo contra la formación de biofilms, facilitando su eliminación.

Este tratamiento garantiza una limpieza en profundidad gracias a la transformación de la suciedad orgánica, teniendo en cuenta que la mayoría de soluciones de limpieza específicas contienen enzimas que participan activamente en la eliminación de lípidos y proteínas. Se debe aplicar con una periodicidad establecida  y siempre es aconsejable realizarlo posteriormente a la aplicación de un tratamiento ácido normalmente el día anterior.

¿Debemos realizar previamente una limpieza ácida antes de un preventivo enzimático? Sí, es recomendable, ya que la limpieza ácida se basa en la aplicación de un detergente ácido espumante concentrado, desincrustante y desoxidante para eliminar sales minerales y aguas duras en equipos e instalaciones, donde se podría llegar a detectar biofilms. Por eso se aconseja que el tratamiento ácido siempre se realice uno o dos días antes del tratamiento enzimático preventivo para una mejor cobertura.

El tratamiento ácido debe realizarse juntamente con un tratamiento inicial de detergencia standard y un tratamiento final de desinfección con un desinfectante.

El tratamiento enzimático preventivo debe realizarse con un tratamiento inicial de detergencia standard y un tratamiento final de desinfección aplicando un desinfectante, normalmente oxidante, y recomendable posteriormente al tratamiento ácido que hemos realizado el día anterior.

En MULLOR,S.A tenemos protocolos exhaustivos de l+D enzimáticos siempre adaptados a los criterios APPCC de nuestros clientes para prevenir el desarrollo y proliferación de biofilms.

Share this Post

Leave a Comment

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

*
*