/ August 18, 2021/ Mantenimiento de instalaciones

Si estamos de acuerdo que en el mundo de los productos químicos, de los medicamentos o de la cocina se puede aplicar el principio que dice ?no hay sustancias buenas ni malas, todo depende de la dosis?, podríamos llegar a articular un principio similar que dijera ?a veces demasiada prevención puede no evitar un peligro?.

Este caso es tan reciente que aún no conocemos la investigación completa pero podemos hacer una aproximación:

La policía de Los Angeles (California, USA) encuentra un almacenamiento ilegal de pirotecnia. En aplicación de los protocolos de seguridad del LAPD no se puede trasladar el material pirotécnico al desconocerse su estabilidad. Tampoco pueden tocar o manipular de ningún modo el material pirotécnico por lo que debe hacerse una estimación de los kilos de material pirotécnico para proceder a la destrucción mediante detonación del mismo. Al no poder analizar adecuadamente el material pirotécnico el cálculo resultante fue a la baja. Se establecieron entonces las medidas de prevención correspondientes al análisis efectuado y se procedió a detonar el almacenamiento.

El resultado final fue el siguiente: destrucción total del edificio (13 negocios, 22 apartamentos), 37 vehículos destruidos, 10 policías y 6 civiles heridos. De la investigación posterior se pudo concluir que el almacenamiento era de unos 14.500 kg de material pirotécnico.

Quizás el problema no fuera aplicar ?demasiada? prevención, aún no se ha terminado la investigación, pero no podemos descartar que la causa fuera la prisa, el miedo, la ignorancia.

Ya veremos.

Hay que dejar en manos de los expertos algunos aspectos del mantenimiento y la gestión de instalaciones en general y de temas como el de este artículo en particular. La mayoría, o todos, los protocolos son perfectos para situaciones de gestión del día a día o en casos habituales pero cuando se producen situaciones excepcionales o sobre las que no tenemos experiencia previa la aportación de profesionales expertos marca la diferencia.

Os dejamos el enlace a la noticia original publicada en Los Angeles Times.

Share this Post

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*