/ May 3, 2021/ Higiene y desinfección, Seguridad Alimentaria

La adecuada elección de los desinfectantes para la industria alimentaria no es un tema menor. Por eso hoy os vamos a dar algunos criterios que podéis seguir para una buena elección de los productos que debemos usar para no solo seguir las normas legales sino también por simple seguridad alimentaria, algo que debemos poner por encima todos los que, de uno u otro modo, nos encontramos en la cadena de alimentación.

Lo primero que debemos conocer son los tipos de desinfectantes que se adecúen mejor a las instalaciones que debemos higienizar y desinfectar.

La primera norma a cumplir es la de utilizar siempre desinfectantes regulados/autorizados en España y Unión Europea. Los biocidas (desinfectantes) para uso en Industria Alimentaria tienen Registro HA expedido por el Ministerio de Sanidad. Dicho registro HA nos asegura que presenta eficacia sobre los microorganismos que queremos causar la lisis (muerte) de éstos. Así que una vez conocidos los desinfectantes la criba será ir a revisar el registro para descartar aquellos no autorizados

Tipos de desinfectantes

Obviamente en el mercado existen distintos (muchos) tipos de desinfectantes:

  • Amonios cuartenarios
  • Alquilaminas
  • Acidos
  • Alcoholes
  • Cloros y sus compuestos
  • etc

Como decíamos más arriba, la elección de un desinfectantes para la industria alimentaria dependerá tanto de los microorganimos que queremos eliminar, como de la superficie a desinfectar y el método de aplicación (por ejemplo, el uso de luz ultravioleta).

A continuación damos unos ejemplos:

Amonios cuaternarios:

microorganismos sobre los que actúa: Gram+ (Sí), Gram- (algunos), Esporas (no), Mohos/Levaduras (sí), Virus (no), el ph de la actividad es indiferente.

Clorados:

microorganismos sobre los que actúa: Gram+ (Sí), Gram- (Sí), Esporas (sí), Mohos/Levaduras (sí), Virus (sí), el ph de la actividad recomendable alcalino.

Alcoholes:

microorganismos sobre los que actúa :Gram+ (Sí), Gram- (Sí), Esporas (no), Mohos/Levaduras (sí), Virus (sí), el ph de la actividad recomendable neutro.

¿por qué puede no funcionar un desinfectante?

Es prioritario haber realizado una buena limpieza previa a la desinfección ya que la presencia de materia orgánica y suciedad causa una reducción en la eficacia de los desinfectantes.

La eficacia de un desinfectante depende de su correcta aplicación hay que respetar los tiempos de contacto and concentración del producto indicados por el fabricante. Aplicar concentraciones inferiores a las establecidas en la ficha técnica del producto dará como resultado una reducción de la eficacia y favorecerá la formación microorganismos y la aparición de resistencia a los desinfectantes.  

Para evitar resistencias a los desinfectantes, además de respetar los anteriores puntos, debemos alternar los desinfectantes.

Son convenientes desinfecciones intermedias con productos de secado rápido para evitar contaminaciones cruzadas durante la producción.

Como resumen

  • Tiempo de contacto.
  • Tipo de microorganismo a eliminar.
  • Ausencia de materia orgánica. La superficie debe estar limpia.
  • No usar nunca concentraciones sub-letales.
  • Rotaciones en el uso de productos.

Finalmente hacer hincapié en que es muy importante establecer tanto el producto que vamos a usar como velar por la escrupulosa aplicación de instrucciones de trabajo/protocolo por parte de la empresa que realice estos trabajos.

Share this Post

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*